lunes, 11 de febrero de 2019

El zorro y el unicornio

Él se despertó a eso de las 5 de la mañana, se asustó porque pensó que ya era hora de ir a cazar su desayuno. Pero, recordó que los zorros duermen hasta las 11 y volvió a dormir. Cuando cerró los ojos, soñó que era humano y que amaba profundamente a una mujer, en el sueño ella lo miraba como alguien que ama los browlis -él sabe que se escribe y se dice brownie, pero su mamá dice así déjenlo- y ve uno. 

En ese instante volvió a despertar y entendió que ser humano no es tan malo, si tienes a alguien que te mire como si fueras un browli.

Nota: Historia inspirada en un zorrito de verdad. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario