jueves, 25 de enero de 2018

¡Suelte la cadena del baño y deje que la **** se vaya!

Cuando se empieza un nuevo año, las ganas de hacer de todo están sobre actuadas. Todos queremos leer más, escribir más, aprender algo nuevo (que no se note que son los míos), ir al gimnasio, dejar de comer tanto (y este), viajar más (y este) y así se me puede ir la entrada en solo deseos. Sin embargo, hay una cosa que todos deberíamos hacer, pero nadie hace -ni siquiera se lo propone- y es soltar. Sí, soltar, dejar ir, despedir, bye bye, si te vi no me acuerdo, perdón ¿quién eres?, vete para donde sabemos, que las patas te lleven, Dios te lleve con bien, suerte, feliz navidad y adiós inmundo animal, alma bendita, salúdame a tu madrecita. En resumen, decir adiós.

Entender que algunas relaciones no van para ningún lado
-no solo las sentimentales- hablo de objetos, trabajos, amistades, comportamientos, personas, pensamientos. Nadie puede decir que nunca tuvo la sensación maluca de “esto no va bien”, porque todos sentimos el hueco en el zapato, pero nos encanta andar con los tenis rotos hasta que llueve. Yo soy de las que le doy tres oportunidades a la blusita que tengo colgada, sabiendo que definitivamente no me la voy a poner porque me queda bombacha. Y así me ha pasado con muchos trabajos, amistades, personas y “amores” (perros vagamundos).

Hay muchas formas de soltar y todas alivianan el alma. Dejar de pensar en la opinión de los demás, aceptar cuando alguien ya no te quiere y esperar que el dolor pase con el tiempo, quitarse el miedo bobo a “estar solo”, no engañarse a sí mismo, quemarse la mano cada vez que dan ganas de stalkear, bajar el gordo de la panza o simplemente sentirse linda así, mandar a la mierda lo que ya no funciona, lo que no sirve, lo que no gusta, lo que no hace feliz o no da tranquilidad.


Haga como si este año fuera un baño: va, se sienta, lee algo chévere (Desayunando Avena puede ser jaja), expulsa aquello, se levanta, lo mira, se despide y sueeeeeeeltaaaaa la cadena. ¿Ve lo bien que se siente si no se limpia? es broma, se limpia y ahí siiiiii a disfrutar de la tranquilidad.


Ilustración: +Moiz Martinez 

No hay comentarios:

Publicar un comentario